¡Vive saludable!

En ocasiones, después de una gran comida viene un sentimiento de culpa que nos impulsa a querer generar un hábito de alimentación saludable.

 

Nosotros, así como tú, amamos la comida y creemos que debemos disfrutar de todo. Así que te damos unos consejos para hacerlo sin remordimientos, con hábitos sanos y fáciles.  

 

• Toma Agua: mínimo dos litros de agua al día para mantener una hidratación adecuada para mantener una buena hidratación del organismo.

 

• Consume alimentos altos en fibra: para regular la función intestinal, mejorar los niveles de colesterol y peso.

 

• Come despacio: Esto nos ayudará a tener una mejor digestión y a saciarnos más rápido con menores porciones de comida.

 

• Porciones Controladas: y balanceadas de proteína, fibra y carbohidratos. Acércate a un experto de la salud para que te recomiende tus porciones recomendadas al día.

      

• Alimentos fritos y embutidos: sabemos que de noche saben mejor, pero es recomendable moderar el consumo de estos alimentos ya que contienen grasas saturadas que afectan y elevan el colesterol en la sangre y al tener poco tiempo para consumir la cantidad de energía que producen, se llegan a convertir rápidamente en grasa. 

 

• Más pescado y menos carne:  se recomienda el consumo de sardinas, salmón, atún y pescados en general por su rico aporte en proteínas, vitaminas D, minerales y sobre todo Omega 3 que favorece a nivel cardiovascular.

 

Los buenos hábitos se componen de actividades constantes y no deben sentirse como sacrificios mayores, poder organizar nuestras actividades del día y agregar un buen descanso y algo de ejercicio diario nos ayudara a tener un estilo de vida saludable y duradero.

 

Cuéntanos tus mejores tips para poder agregar buenos hábitos a nuestra vida.