Secretos para una parrillada con estilo. Parte 1

Una parrillada es el pretexto perfecto para lucir tus habilidades como anfitrión al aire libre.

 

En este artículo te daremos la primera parte de tips y sugerencias para que todo salga perfecto, ¡comencemos!

 

El fuego

¿Carbón o leña? Cuál utilizar dependerá del corte y del tamaño de la carne que se vaya a asar. La leña le da a la parrilla un calor mucho más suave y tenue, mientras que el carbón proporciona un fuego más directo y fuerte.

 

Otro tip es que la parrilla no debe estar muy cerca de las brasas porque, de no hacerlo así, la carne se hará mucho por fuera pero no estará bien cocinada por dentro.

 

La carne tiene que ponerse en el fuego cuando la parrilla esté caliente, por lo que es recomendable encender la parrilla una hora antes.

 

La carne

A la hora de comprar la carne, tenemos que calcular cuánta vamos a preparar. Lo normal es alrededor de medio kilo por persona.

 

La carne debe estar a temperatura ambiente al menos durante una hora antes de asarla.

 

¿Sabes identificar una carne de buena calidad? Una buena carne se detecta a simple vista por el color y el tipo de grasa. El color rojo y la grasa blanca son una buena combinación que permite calcular que se trata de un animal joven, lo que significa que la carne es tierna.

 

Es importante mencionar que las carnes chicas requieren de una cocción rápida mientras que los cortes más gruesos necesitan de una cocción más lenta.

 

La sal

 ¿Cuándo es el mejor momento para poner la sal? A pesar de que mucha gente lo hace antes de colocar la carne en el fuego, lo recomendable es hacerlo mientras se asa, una vez se empieza a sellar la carne.

 

¿Conocías todos estos secretos para lograr un asado perfecto? Espera la segunda parte en donde te daremos más tips para lograr una parrillada al estilo Corelle.